La Inspección Técnica de un Edificio es obligatoria cada 10 años para viviendas que superan los 45 años. Se trata de una inspección que tiene que pasar el edificio para certificar que cuenta con las condiciones de habitabilidad, es decir, que los propietarios del inmueble cumplen con su deber de conservación y rehabilitación; así como corroborar la seguridad de las personas que habitan y del propio edificio.

Del mismo modo que los coches tienen que pasar la ITV, su edificio lo tiene que hacer con la ITE.

Cuando hay que realizar la ITE?
En el momento que una vivienda cumple los 45 años de antigüedad, hace falta que se someta a la inspección técnica. Para determinar del cierto que el edificio tiene que hacer la ITE, se puede tomar como fecha de antigüedad la que consta en el catastro.
Solo hace falta que hagan la inspección los edificios unifamiliares o plurifamiliares, o sea los que su uso sea de vivienda, a pesar de puedan tener a la vez otras usos diferentes al residencial.

Si no sabe cuántos años tiene su edificio, puede corroborarlo consultándolo al catastro.

Qué hay que hacer para realizar la ITE?
A pesar de someter el edificio a valoración lo pueda asustar, hace falta que tenga en cuenta que, aparte de ser obligatorio, el buen estado del edificio puede prevenir males futuros, así como también contribuir en aspectos como el ahorro y la eficiencia energética.

Los pasos que hay que seguir para realizar la ITE son los siguientes:

  1. Contactar con un técnico de confianza. Las personas capacitadas para gestionar la Inspección Técnica del Edificio tienen que estar acreditadas como arquitectos, arquitectos técnicos o equivalentes.
  2. Visita e inspección del edificio por parte del técnico. El técnico competente será el encargado de hacer la visita de inspección visual del inmueble, evaluando todas las zonas comunes del edificio, para hacer el redactado posterior.
  3. Calificación del edificio por parte del técnico mediante elaboración del informe ITE, que determinará las condiciones del inmueble según: deficiencias muy graves, graves, importantes, leves o sin deficiencia. En caso de tener algún tipo de deficiencia importante o superior a esta, habrá que elaborar un proyecto de rehabilitación. Este documento se realiza a través de la aplicación web de la Agencia de la Vivienda de Cataluña (o de la comunidad autónoma en la que se ubique el inmueble).
  4. Conseguir el certificado de aptitud, que será atorgado por la administración correspondiente al técnico que la haya solicitado.

 

Este último es un documento donde se informa de la resolución obtenida y su vigencia según el que se haya detectado a la inspección técnica, que pueden ser:

Tipo de deficiencias                        Tipos de resoluciones                   Vigencia
Sin deficiencias  Apto sin deficiencias     10 años
Con deficiencias leves      Apto con deficiencias leves   6 años
Con deficiencias importantes   Apto provisionalmente     3 años
Con deficiencias graves y/o muy graves y con medidas cautelares ejecutadas   Apto cautelarmente    
Con deficiencias graves y/o muy graves y sin medidas cautelares ejecutadas Resolución denegatoria de aptitud     

                                                             

 


PARTES PRINCIPALES DEL EDIFICIO A REVISAR

1. Cimientos. Son de hormigón y soportan el peso de todo el edificio.

2. Estructura. Compuesta de pilares, vigas y viguetas que pueden ser de hormigón armado o de acero.

3. Suelos y techos. Sobre las viguetas se colocan bovedillas de cerámica. Para los suelos se allana y nivela con hormigón y se cubre con losetas de cerámica (plaquetas) o madera. Los techos se cubren con escayola o yeso.

4. Muros externos. Normalmente es un doble muro de ladrillo con una cámara interior que puede rellenarse con un material aislante como la fibra de vidrio, el poliuretano o poliestireno expandido.

5. Ventanas. El vidrio se emplea en las ventanas y en muchos casos también sirve como cerramiento exterior del edificio. Es necesario colocar un dintel para sujetar los ladrillos de la parte superior del hueco de la ventana. Esta suele ser una vigueta de hormigón pretensado o de hormigón armado, o bien una alineación de ladrillos colocados verticalmente.

6. Cubierta. Es un soporte estructural de acero o madera sobre el que se superpone un material impermeable de fibra de vidrio mezclado con poliéster y luego se cubre con tejas o pizarra.

7. Muros interiores. Pueden estar hechos de ladrillo o de paneles prefabricados de yeso o madera. Si están hechos de ladrillo es necesario aplicar yeso para alisar la superficie.